Connect with us

Noticias

Caputo consigue el primer superávit financiero en 20 años, pisando pagos a provincias y energéticas

Published

 El gobierno celebró este sábado que Argentina registró en enero un superávit financiero de 518408 millones de pesos, luego de descontarle al superávit primario de más de 2 billones el pago de casi 1,5 billones por el pago de intereses de deuda.

Con ese resultado, el gobierno de Javier Milei logró que el saldo no fuese deficitario. “Se trata de la primera vez desde agosto de 2012 que el gobierno nacional gasta menos de lo que recauda y que el pago de intereses de deuda no deja las cuentas públicas en rojo”, dice el comunicado de prensa divulgado en las redes.

El cierre del texto apela a una de las consignas que utiliza el presidente Javier Milei en sus intervenciones públicas: “el déficit cero no se negocia”.

Sin embargo, no todo es tan color rosa. El margen superavitario se explica en parte por dos decisiones dificiles de sostener en el tiempo: la baja a casi cero de las transferencias a las provincias, situación que complica cada vez más la relación de los gobernadores con la Casa Rosada, y el corte de los pagos a las generadoras de energía, que en enero tenían que cobrar 413 mil millones y cobraron cero. Casi el número del superavit.

Extinción 

Sobre las jurisdicciones provinciales pesó el incremento nulo del porcentaje de las transferencias no automáticas del gobierno nacional. Tal como estimó el ex diputado y actual director del Instituto Consenso Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez, “para la mayoría de las provincias argentinas (13 sobre 24), fue de cero pesos la variación real interanual de las transferencias”. “Se estima que la distribución de fondos nacionales a las provincias sería, en 2024, la más baja en ocho años”, completó.

Se trata de la primera vez desde agosto de 2012 que el gobierno nacional gasta menos de lo que recauda y que el pago de intereses de deuda no deja las cuentas públicas en rojo.

En cuanto al corte de pagos a las generadoras, el propio secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, reconoció en declaraciones a Radio Mitre esta semana que “el Estado, con las transferencias que le hacía a la empresa Cammesa, era quien le pagaba a los generadores”. Aunque el funcionario defendió que el gobierno pise los pagos, en el sector energético observan el cuadro con preocupación.

En la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), empresa estatal, advierten que no tienen fondos. Desde su comité ejecutivo, notificaron al gobierno con dos cartas, una fechada el 27 de diciembre pasado y otra el último 30 de enero, para reclamar por el envío de fondos para afrontar el pago a las generadoras, pero no hubo respuesta.

pic.twitter.com/6NAAEwZRhe

— Oficina del Presidente (@OPRArgentina) February 17, 2024

Clima de negocios © Todos los derechos reservados.